El diseño como alternativa de cambio

Por Layshi Curbelo y Antoinette Cedeño

La basura es y siempre ha sido parte de nuestras vidas, pero nunca nos enseñaron a verlo como un problema y mucho menos a manejarlo de manera sostenible. En Puerto Rico el manejo de desperdicios sólidos se ha vuelto un tema de discusión importante en los últimos años. Luego del paso de los huracanes Irma y María, la vida útil de los vertederos se redujo de 2 a 3 años; por lo que se estima que cerca del 67% de los vertederos cerrará entre el 2022 y el 2025. Actualmente la isla cuenta con un total de 29 vertederos, de los cuales sólo 11 cumplen con los estándares ambientales establecidos por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA). De los 18 vertederos restantes, los cuales se encuentran en incumplimiento, 11 tienen orden de cierre por parte de la EPA. Este panorama coloca a la isla en una posición muy delicada, ya que hasta el momento el gobierno no cuenta con un plan de acción concreto que les permita manejar este problema adecuadamente. 

La búsqueda de soluciones para el manejo de los residuos en la isla no recae sólo en el gobierno, sino también recae en nosotros, los puertorriqueños. Se estima que cada individuo en la isla genera entre 5.6 y 6.5 libras de basura diaria, muy por encima del promedio de Europa de 2.9 libras por persona por día y de los 4.6 libras promediados en Estados Unidos. En Puerto Rico eso equivale a 4 millones de toneladas de desperdicios tanto residenciales, como industriales y comerciales al año. Según las observaciones realizadas por la EPA sobre el manejo de desperdicios sólidos en Puerto Rico,

La solución es un plan exhaustivo e integral de manejo de desperdicios sólidos que exija una reducción en la cantidad de desperdicios sólidos generados, un aumento en los niveles de reciclaje, el uso de los desperdicios para la generación de energía, y el manejo apropiado y eficiente de todos los vertederos.” De estas cuatro recomendaciones ofrecidas por la EPA, cada uno de nosotros podemos aportar grandemente a las primeras dos, entiéndase a la reducción de desperdicios y al reciclaje. 

¿Cómo podemos disminuir los desperdicios en nuestros hogares?

El primer paso que debemos tomar es “auditar” nuestra basura. Para disminuir los desperdicios en nuestros hogares, debemos entender qué tipo de basura generamos. Por ejemplo, en mi caso la mayoría de mis residuos consistían en envolturas de meriendas y comida, plásticos y residuos orgánicos. Según Y. Fontánez de la Universidad del Turabo, estudios han estimado que en Puerto Rico aproximadamente 71% de los desechos son reciclables o reusables, el 27% es biodegradable y sólo el 2% es de otro tipo. Por lo que se entiende que sólo el 2% de nuestros residuos deberían terminar en los vertederos, y no el 90% como es el caso actual. Teniendo en cuenta esta auditoría, podemos tomar decisiones sobre ellas. Siempre hay una manera más sustentable y eco amigable de vivir, sólo debemos informarnos y ser creativos. 

En Command Z siempre resaltaremos el diseño como un método que resuelve problemáticas que nos afectan y que no es meramente una respuesta estética. En este design story queremos que creativos como tú que se replanteen los siguiente:

  1. ¿Sabes cuánto desperdicio generas?
  2. Cuando regalas, ¿Estás consciente del impacto que puede tener tu regalo en el medio ambiente?
  3. ¿Qué puede aportar el diseño para mejorar la situación actual climática?

Tuvimos el placer de entrevistar a Aeron Jackson de Baasu Bags, una diseñadora que se toma muy enserio el impacto ambiental. ¿Qué es Baasu Bags? Es una línea que trabaja directamente con basura rescatando materiales que irían directamente al vertedero. Convierten banners (de la calle, escuelas y eventos) y telas discontinuadas (de un sólo uso) a algo bonito con la posibilidad de reusar por años y una oportunidad de compartir un mensaje tan importante en Puerto Rico.

Escucha esta entrevista y aprecia como Aeron Jackson percibe nuestra problemática en la isla y como su pasión la ha llevado a crear una línea para todos los gustos. Pues confecciona no sólo carteras si no covers para tablas de surf e incluso mascarillas ante la pandemia. Aeron es original de Vermon y ha vivido en Europa, San Francisco y Nueva York. Hace 10 años buscando un cambio de estilo de vida se mudó a Puerto Rico. Desde que vivió en San Juan, Aeron dedicó su tiempo a las artes y la educación artística. A principios de 2019, vió la posibilidad de aumentar la conciencia ambiental en Puerto Rico a través de un enfoque artístico único y así nació Baasu Bags. 

Gracias a iniciativas como las de Aeron damos un paso adelante, pero ciertamente no es suficiente es importante hacer aún más gestiones para minimizar nuestro impacto al medio ambiente. La mayoría de las veces los productos que nos ayudan a disminuir la basura en nuestro día a día no necesitan de tecnologías nuevas y complicadas, por el contrario, sólo debes regresar a lo básico. A continuación, te presentaremos una lista de los pequeños cambios que podrías empezar a realizar para lograr tu objetivo. 

  • Cambia tus champús y acondicionadores empacados en plásticos por productos en barra. ¡Así como lo lees! Existen un sin número de empresas, tanto locales como internacionales que tienen opciones en barra, ahorrándote dinero y consumo de plásticos. 
  • Prepara una cartuchera con cubiertos reusables, si sabes que comerás en la calle. Rechaza los utensilios de plástico.
  • A la cartuchera de cubiertos puedes añadirle un sorbeto reusable. Existen opciones en bambú, cristal, silicón y metal inoxidable para que escojas el que mejor se acomode a tu estilo de vida. 
  • Si eres de los que les encanta el café, lleva siempre contigo tu taza reusable y pide que te sirvan en ella. En la mayoría de las cafeterías no se niegan y muchas veces tienes un pequeño descuento.  
  • En esta misma categoría recuerda siempre llevar tu botella de agua reusable, evitando las botellas de plástico que tanto daño le causan al ambiente, tomando en cuenta que la mayoría de ellas no llegan al reciclaje. 
  • Nunca olvides tus bolsas de tela o reutilizables cuando vayas al supermercado. No hay por qué pagar de más, si ya tienes las tuyas. 
  • Para las chicas, existen opciones reusables y orgánicas para las toallas menstruales desechables. Aunque no lo creas, las toallas desechables contienen un alto por ciento de plásticos en ella, haciéndolas más contaminantes para ti y para el ambiente. Existen opciones como las toallas menstruales de tela (reusables), la ropa interior menstrual (reusable), la copa menstrual (reusable) y las toallas menstruales de algodón orgánico (desechables, pero no contaminantes para el ambiente). 
  • Para la higiene bucal existen los cepillos de dientes de bambú, los cuales son compostables al final de su vida útil. Un cepillo de diente regular de plástico puede tardar en degradarse de 500 a 1000 años, dependiendo de los tipos de plásticos que se utilizaron para su producción. 

Estos son sólo algunos de los cambios que puedes empezar a realizar poco a poco. No te desesperes si en algún momento se te olvidan, es parte del proceso y con la consistencia, luego lo harás con los ojos cerrados. ¡Siempre cuestiónalo todo! ¿Con qué material está hecho? ¿En qué parte del mundo lo producen y en qué condiciones de trabajo? ¿Cuánto tiempo me durará? ¿Qué hago con él cuando su vida útil termine? ¡Cuidado con el Greenwashing! ¡No compres lo que no necesitas! Sé creativo y lo más importante…. motiva a otros a hacer el cambio. Juntos construiremos un mundo más limpio y consciente.

Seo & Diseño Web en Arroz y Habichuelas

Aprende sobre fundamentos del SEO,  experiencias de usuario, accesibilidad, usabilidad y más en este webinar de más de 1 hora.