5 tips para que te quedes “juqueao” con tu espacio de trabajo.

Hay semanas que pasamos más horas en el trabajo o estudiando que con nuestras amistades y nuestras familias. Intuitivamente tal vez sabemos que nuestros espacios de trabajo mucho tienen que ver con cuán creativos nos sentimos o cuán productivos somos—hasta cuán felices o molestos nos sentimos—pero tal vez nunca nos hemos detenido a pensar que el diseño es la solución de tu productividad.

Sofia, quien ya maneja más de 30,000 pies cuadrados de espacio de trabajo con Piloto en 3 localizaciones bien diferentes en el Viejo San Juan, Santurce y Milla de Oro, nos cuenta los secretos de diseño que hacen que sus espacios sean únicos y atractivos.

  1. Busca la luz natural: Trata de posicionar tu área de trabajo cerca de una ventana o traga luz donde recibas mucha luz natural. Numerosos estudios han comprobado que la falta de luz natural afecta negativamente nuestro humor ya que impacta los niveles del químico cerebral seratonina, hormona responsable por regular los estados de ánimo tanto positivos como negativos. De hecho, un estudio del 2014 encontró que las personas que tenían ventanas o luz natural en sus oficinas hacían más ejercicio, dormían más horas y generalmente se sentían más felices que sus compañeros de trabajo que no tenían ventanas en sus despachos, osea corrillo la luz hace una mega diferencia. Si no tienes luz natural en tu área de trabajo, entonces asegura tomar un receso para salir al aire libre y recibir tu dosis de luz natural durante el día.
  2. Utiliza muebles ergonómicos: La buena postura y los muebles ergonómicos están asociados con alzas en productividad y mejor salud. Es importante que tengas una silla cómoda, hecha específicamente para trabajar varias horas sentada (un task chair). Igual de importante es que no permanezcas sentado por largos periodos de tiempo. Para esto, lo ideal es un escritorio ajustable o superficie que te permita trabajar de pie y alternar durante el día.
  3. Crea múltiples áreas de trabajo: Para maximizar tu creatividad, siempre es bueno moverse entre diferentes áreas y salir del escritorio. Si tienes el espacio, añade un sofá o butaca con una mesita. Asegura que sean cómodos para trabajar y que tengan un espaldar firme para sujetar tu espalda o utiliza una mesita plegable de falda para  mantener la posición lo más ergonómica posible. Si tu espacio de trabajo es en tu casa, puedes pensar en habilitar ciertas áreas en tu cocina, sala o patio y si tu oficina no tiene el espacio, pero sí se encuentra en un área urbana, entonces considera cambiar ambiente de trabajo varias veces a la semana visitando tu café, coworking, o lugar preferido.
  4. Evita los colores intensos: Mucho se ha escrito de los colores y sus efectos en nuestro ánimo, aunque la investigación no es cien por ciento conclusiva. En espacios pequeños, evita los colores oscuros, ya que esto hará que el espacio se vea más pequeño aún. Aunque las paredes de acento pueden servir de inspiración, evita pintar una oficina completa en un color intenso. Muchas veces pintando un espacio de blanco y escogiendo unas buenas obras de arte para colgar es todo lo que necesitas para darle un “look” refrescante e inspirador a tu entorno.
  5. Añádele tu toque personal: Es bien importante que personalices tu espacio de trabajo con objetos, arte, mensajes, pizarras, libros, fotos y cualquier otra cosa que te motive a ti personalmente. Metele tu sazón a esa área, hazla tuya de verdad. Tal vez es un vision board donde detallas tus metas como estudiante, profesional o empresario. A lo mejor son una serie de posters con mensajes motivadores, una pizarra donde vas tachando tus to-dos del día o tu bucket list personal. Trata tu espacio de trabajo como tu templo personal. Mientras más recogido y mayor inspiración te ocasione todo lo que está a tu alrededor, más productivo y feliz serás ☺☺☺☺☺

Hits: 389

About the author

2 Responses
    1. layscurbelo

      Let us know what other stuff you will love to read! We want to make our content relevant for our audience. Thanks for read us.

Leave a Reply

De la Manga | Consejos sacaos en 1, 2, 3 sponsor by Creative Market

Hablemos de Tipografías                                        ¿Qué es una tipografía Serif?

Una tipografía Serif es la que contiene los llamadas Serifas, también se puede conocer cómo terminales o remates las cuales se encuentran al final de cada línea del carácter tipográfico. Entre sus ejemplos mas utilizados en la Web está: Garamond como Old Style y Bodoni como Modern.

Este es un ejemplo comercial el cual puedes utilizar:

Loading Preview…

Powered by Creative Market

¿Qué es una tipografía Sans Serif?

Sans significa sin serifa por tanto esta tipografía no contiene ningún terminal o remate. Dentro de sus utilizaciones comerciales esta la muy conocida Helvetica, Gill Sans o Futura.

Se suelen usar para propósitos mas comerciales alineados a producto, empaque o publicitario a diferencia de las Serif las cuales se recomiendan para Editorial o redación.

Este es un ejemplo comercial el cual puedes utilizar:

Loading Preview…

Powered by Creative Market

References: Lessons in Typography by Jim Krause, Creative Core 2016